La rotulación de un vehículo es un proceso que ayuda a personalizarlo como se desee, de tal forma que ayuda a que lo dejemos con la configuración inicial o podamos sustituir ese vinilo por otro. Porque se hay una ventaja de utilizar vinilos en un vehículo, es la facilidad del proceso y la falta de complicaciones. Tanto que puedes hacerlo tú mismo.

Cómo desrotular un vehículo

Siempre existe la tentación de comenzar inmediatamente sin haber leído las instrucciones o la ficha técnica del vinilo que ya está colocado. Las prisas nunca ayudan, por lo que hemos de tomar nuestro tiempo en conocer cuál es la mejor manera de hacerlo y como desrotular un vehículo correctamente.

Si desconocemos el tipo de vinilo que tenemos en el vehículo, siempre es interesante comenzar por una parte pequeña y ver cuál es el comportamiento, si hemos de aplicar una técnica más o menos agresiva o de si queda demasiado residuo en la carrocería.

La pistola de aire caliente es el instrumento más adecuado para desrotular un vehículo y retirar el vinilo, ya que al tratarse de una herramienta manejable permite acceder a todos los rincones de la carrocería. También hay profesionales que recurren a las pantallas de infrarrojos, que aplican calor en mayores superficies y puede facilitar el proceso de desrotulado.

Siempre es importante aplicar el calor desde un ángulo no muy elevado, despegando el rótulo o el vinilo con firmeza, pero no con demasiada fuerza, ya que la pieza puede romperse. Tampoco es conveniente calentar demasiado la carrocería, en cuanto haya algo de calor podremos comenzar a levantar el vinilo. Igualmente, es interesante seguir siempre la misma dirección e ir dejando acabadas partes completas del vehículo. Nunca comenzaremos por un lado y lo abandonaremos para continuar por el otro, ya que tardaremos bastante más tiempo del previsto.

Una vez retirado, atacaremos al adhesivo

No solo se trata de quitar el rótulo o el vinilo, sino dejar en la superficie libre de adhesivo. Este paso hemos de realizarlo inmediatamente después de haber retirado el vinilo o el rótulo, porque si no corremos el riesgo de que el polvo se adhiera al adhesivo y complique más el proceso.

Para ello, volveremos a calentar la superficie con la pistola de aire caliente, con el objetivo de reblandecer el adhesivo. Aplicaremos algún producto neutro que ayude a dejar la superficie limpia, valiéndonos de una espátula plástica o de una gamuza que no deje ningún tipo de pelusa.

Como puedes comprobar, un vehículo no es un proceso complejo, solamente hemos de contar con las herramientas adecuadas y con buenas dosis de paciencia. No se trata de una tarea que debamos realizar con prisas, ya que de ello dependerá del resultado final, y estamos hablando de tu vehículo.

Pero si realizas el trabajo con calma, los resultados son evidentes y nada tendrán que envidiar a los de un taller profesional.

Aprende ya a desrotular un vehículo

Para conseguirlo, nada mejor que inscribirse a los diferentes cursos de técnicas de wrapping y que te permitirán alcanzar el nivel de competencia de cuando para entender este tipo de tarea. Colocar y quitar vinilo permite que tu vehículo cambie de aspecto, y si adquieres las destrezas, puedes permitirte realizar el proceso de rotulado y desrotulado con plenas garantías. ¡Es bastante más simple de lo que piensas!

Ahora que ya sabes que se trata de una técnica que podemos emprender con grandes posibilidades de éxito si te lo tomas con calma, te invitamos a que descubras el proceso de desrotulado con los mejores, todo para que los acabados sean impecables y la tarea desrotular un vehículo no te dé quebraderos de cabeza.

Sobre el autor: Max Digital

Max Guerrero, es trainer de 3M en vinilos de wrapping, PPF, decoración, láminas de control solar y de tintado de lunas de coches. Trabaja como profesional en el sector desde hace más de 20 años. Su pasión e inquietud por todos los materiales lo llevó a que una de las mejores empresas del mundo, como es 3M, confíe en él cómo instructor.