Sabemos que vinilar un coche solamente tiene ventajas. Por ejemplo, tener la posibilidad de cambiar el aspecto de nuestro vehículo de una manera rápida y menos costosa que si lo pintamos. Por eso, el precio de vinilar un coche puede ser un asunto de interés.

A la hora de abordar esta tarea, el precio final vendrá determinado por diversos factores, que serán los que nos den una idea aproximada de lo que puede costar vinilar un vehículo.

 

El precio de vinilar un coche

Este coste final depende de los siguientes elementos:

  • Tamaño del vehículo.
  • Vinilo que elijamos.
  • Mano de obra, si no lo hacemos nosotros.
  • Complejidad de la tarea.

Si nos decantamos por nosotros mismo, vinilar un vehículo es una tarea que ha de realizarse siempre con mucha paciencia y calma. En este caso habría que añadir el precio de la suscripción mensual para poder ver los vídeos. Estos nos darán los conocimientos necesarios para afrontar este tipo de tareas con garantías. Si por el contrario va a ser un taller especializado quien se encargue de la tarea, las tarifas pueden ser variables. Por eso, comparar precios y consultar cómo son los resultados es siempre el trabajo previo por realizar.

Un kit de vinilado tiene un precio variable. Obviamente, aquellos vinilos que tienen un acabado liso son más económicos que aquellos otros que son texturizados. Ya se sabe, “cuanta más azúcar, más dulce”. Pero si tu deseo es dar un cambio radical a tu vehículo, piensa en el dinero que estás ahorrando nada más que si lo comparamos con el proceso de pintado. Y no solo eso, el vinilado es un proceso reversible y que, además, no deja ninguna huella cuando es retirado.

El tamaño del coche también determina el coste final del vinilado. Lógicamente un vehículo de grandes dimensiones o una furgoneta requerirán de más cantidad de láminas de vinilo. En el caso de que el vinilado lo realice un profesional, ellos realizan los cálculos pertinentes para que se deba comprar la mínima cantidad posible de vinilo.

Si por el contrario, es una tarea que hacemos nosotros mismos, la exactitud con la que realicemos el proceso es otro factor a tener en cuenta. La tendencia siempre es a comprar de más por lo que pueda pasar, también para reservar alguna lámina extra para detalles de última hora o reposiciones.

Hazlo tú mismo

Donde se puede dar un factor importante de ahorro a la hora de vinilar un coche es en la mano de obra. Para muchos, abordar la tarea puede ser algo titánico y complejo, pero se trata de un trabajo mecánico que es muy entretenido y motivador.

Ponerse manos a la obra es un reto, pero adquiriendo la formación necesaria podemos emprender la tarea nosotros y ahorrar en el proceso. El coste de la formación es algo que se amortiza de manera rápida, ya que la calidad del material disponible es muy alta.

Y ya no solo se trata de poder hacer nosotros la tarea, si somos predispuestos podemos encontrar un filón y decidirnos a vinilar vehículos de otros con el tiempo. Conviene tener presente que el vinilado es una tendencia al alza, ya que posee muchas ventajas asociadas. Desde particulares a soluciones para vehículos de empresa, el precio de vinilar un coche puede ser bastante menor de lo que piensas y, además, una oportunidad de ganarnos la vida.

Sobre el autor: Max Digital

Max Guerrero, es trainer de 3M en vinilos de wrapping, PPF, decoración, láminas de control solar y de tintado de lunas de coches. Trabaja como profesional en el sector desde hace más de 20 años. Su pasión e inquietud por todos los materiales lo llevó a que una de las mejores empresas del mundo, como es 3M, confíe en él cómo instructor.